domingo, septiembre 22, 2013

¿Cómo abrir ventanas minimizadas en Mavericks con el teclado (o cualquier Mac OS X) utilizando Command+Tab (el equivalente al Alt+Tab de Windows)?

No sé vosotros, pero yo soy el tipo de usuario al que le gusta hacerlo todo con shortcuts (atajos de teclado), y uso el ratón lo mínimo, pues por lo general me parece lento e inexacto. Cuando uno se acostumbra a usar sólo el teclado su productividad aumenta, y mucho. Hasta el momento en el que se encuentra que algo no se puede hacer con el teclado. Y se frustra. Como usuario de Linux y Windows, al comenzar a probar MacOS esta frustración es una constante. Sobre todo con el Finder. Me lleva de cabeza, y todavía muchas de las cosas las realizo con la combinación teclado-ratón. Aunque esta entrada va sobre el switching entre aplicaciones en Mac OS X de Apple. En concreto está todo probado en Mountain Lion (10.8.x) y Mavericks (10.9.x), aunque debería funcionar sin problemas en anteriores versiones.

Haciendo mis pinitos con Mac OS he visto que Mac OS no es Windows (obvio), y me ha llevado de cabeza en muchas cosas. Muchas veces (los "maqueros" :)) trabajan de forma distinta a Windows porque quieren que sea distinto, muchas veces porque los conceptos son otros, y otras porque la gente se ha acostumbrado a ciertas cosas. El caso es que la mayoría de usuarios no avanzados de Mac OS aceptan que Mac OS es como es y ni se molestan en buscar una forma de hacer algo que aparentemente no se puede. "Porque en Mac OS X se trabaja así", se dicen a sí mismos.


Yo, que soy un poco cabezón, intento adaptarme a la plataforma, pero buscando la forma de trabajo que se adapte a mis necesidades. En este caso, el de las ventanas minimizadas y el Command-Tab (Command key icon-Tab), que también me estaba llevando de cabeza.
Poco a poco he ido entendiendo algunas de las diferencias de Mac OS X con Windows. He aquí mi punto de vista personal:

En Mac OS ventanas y aplicaciones son cosas distintas. En MacOS es posible cerrar todas las ventanas aún teniendo la aplicación abierta, y además tiene sentido, y utilidad. Sobre todo en aplicaciones centradas en documentos, pues cierto tipo de aplicaciones sí se cierran automáticamente al cerrar todas sus ventanas.

La idea es la siguiente:
tenemos Sublime abierto, con varias ventanas y cada una con varias pestañas. Si cerramos una ventana, quedan otras. Si las cerramos todas, no queda ninguna ventana abierta, pero la aplicación sigue abierta (podemos verlo en el Dock, donde sigue activa). Todavía podemos interactuar con ella.  
De esta forma, si queremos crear un nuevo documento, no tenemos que volver a abrir la aplicación. Algo bastante distinto a Windows. Pero al seleccionar con Command-Tab no abrirá ninguna ventana, sólo mostrará la barra superior de la aplicación, pero ninguna ventana, algo confuso para usuarios de Windows.

Cuando hacemos esto con atajos de teclado o shortcuts sería así:

  • Cerrar una pestaña o tab: Command-W (Command key icon-W)
  • Cerrar una ventana o window: Mayus-Command-W (Command key icon-W)
  • Cerrar la aplicación completa (incluyendo todas las ventanas y tabs): Command-Q (Command key icon-Q)
  • Moverse entre ventanas dentro de una aplicación: Command-` (Command key icon-`)

Cuando te acostumbras a estos atajos, se agradecen, y mucho. Siguiendo esa filosofía, el Command-Tab lo que hace es traernos la aplicación a la posición activa. Pero eso no implica traer todas las ventanas de esa aplicación. De hecho, no implica traer ninguna que estuviera minimizada. Sólo las ventanas que están ocultas o visibles.

¿Ocultas? Sí, en MacOS utilizando Command-H podemos ocultar (Hide, de ahí la H) una ventana. Y cuando utilizamos el Command-Tab podemos recuperar esa ventana oculta. Esa es una forma habitual de trabajar para algunos maqueros. Pero no ocurre esto con las ventanas minimizadas, que siguen ahí minimizadas.

Entonces..., ¿cómo se puede restaurar una ventana minimizada usando Command-Tab?
Hasta el momento he encontrado tres soluciones que me son válidas:

  1. Esta solución es la más Windows-style. Consiste en pulsar Command-Tab e ir buscando la aplicación minimizada que queramos recuperar. Una vez esté seleccionada, sin soltar el Command-Tab pulsamos la tecla Option (Option or Alt key icon, Alt, u opción), y soltamos. Volverá la ventana minimizada. Pero..., sólo una ventana, si había más de una, las demás se quedarán minimizadas.
    ¿Y si no tiene ninguna ventana activa, y están todas cerradas? ¡Pues abrirá una nueva ventana!
  2. Otra solución es utilizar Exposé (ahora bajo la función Mission Control, aunque no esté actualizado en la documentación y vídeos oficiales) mientras hacemos Command-Tab para buscar por las ventanas. Es decir, mientras estamos pulsando Command-Tab para encontrar la aplicación, una vez la tenemos seleccionada, pulsamos Control (Control key icon, Ctrl) y abajo o arriba (sí, no os abrirá el Mission Control, sólo el Exposé, en cualquiera de los casos). De esa forma nos aparecerán todas las ventanas de la aplicación, las minimizadas abajo en pequeño, y las otras arriba. Ya podemos soltar todas las teclas y seleccionarlas tranquilamente con las flechas y el Enter.
  3. Esta última opción es una variante de la anterior. Cuando seleccionamos una aplicación utilizando Command-Tab que tiene todas sus ventanas minimizadas, si nos fijamos, SÍ que trae la aplicación al front. Solo que lo único que podemos ver es el menú en la barra superior. ¿Qué hacemos una vez está el menú arriba? Pues tenemos dos opciones, una, abrir el Exposé, como antes. Solo que ahora es con Control-Flecha Abajo. Otra opción es pulsar sobre el menú Ventana (o Windows), y elegir la ventana abierta que nos interese.


Con estos pequeños trucos podrás adaptar Mac OS X mucho más a tus necesidades ;)