sábado, noviembre 19, 2005

Cosas que pasan...

Ayer fui a la misa de difuntos de una amiga, porque su abuelo había muerto.

Llegué y me puse a su lado, sin embargo, como supongo que es normal, era una situación algo rara. Por un lado quería animarla, sonreirle, hablarle de cosas alegres, pero no lo hice pensando que podía ofenderle que yo estuviera alegre cuando había pasado lo que había pasado (además, su abuelo también era importante para mí), y por otro, supongo que lo correcto era estar serio, pero ¿realmente era ella lo que quería que estuviera serio?
Ahora precísamente estará rodeado de gente seria, y no creo que estar serio ayude mucho, aunque tal vez sea lo correcto en esta sociedad. Así que me surgió esa duda, ¿qué hacer? ¿serio o alegre?

Al final intenté ser yo mismo, pero apenas estuvimos el tiempo de la misa y poco más hablando, pues tenía que ir con su familia como era lógico.

Ella sabe quien es y que le tengo mucho cariño, sigue adelante ;-)

Solo decirte que no llores porque acabó, sino alégrate porque ocurrió. Puede que ahora no lo veas así, pero seguro que en un futuro sí ;)

No hay comentarios: